2014/09/26

2014/09/24 Ganekogorta (998m), que suerte la mía!

Comentan los foráneos "que tiene esa montaña que siempre subís a ella", y es que el Ganekogorta es una montaña especial, llena de historia: junto con el Kolitza, Gorbea, Sollube y Oiz forma el anillo de los montes bocineros donde antaño se convocaba a juntas generales; por otra parte conviene recordar que es aquí dónde hace 100 años comenzaron los concursos de montañas centenarias de Euskal Herria.

Es un auténtico oasis a un paso de Bilbao y su área metropolitana que reune más de 1.000.000 habitantes, prácticamente el 50% de la Comunidad Autónoma Vasca. Donde podemos perdernos unas horas accediendo desde la capital de Bizkaia, o cualquiera de los valles que separa: El Cadagua al Norte y el Nervión al Sur. En su entorno podemos pasear, correr, ciclar con la bicicleta de montaña,... incluso esquiar. El cordal cimero con sus escarpadas laderas al Sur y suaves lomas al Norte, presenta vegetación baja, pero cuando bajamos de los 700m de altitud aparecen los bosques, quedan pequeños reductos de ejemplares autóctonos, de hecho el toponimio Pagasarri nos da pistas ya que Pagoa + sarri en castellano es haya + abundante. Aunque predominan las coníferas y las explotaciones forestales de pinos.

Para los que busquen desniveles exigentes, el Ganekogorta es un banco de entrenamientos excelente, nos ofrece prácticamete 1000m de desnivel ya que partimos prácticamente del nivel del mar. Con cantidad de pistas y sendas que recorrer, qué buena excusa para despegarnos del sofá.

Hoy me encuentro con ánimo y salgo de casa y me propongo a llegar al vértice del Ganeko corriendo (el tiempo apremia), lo que ahora llaman trailrunning vamos.



Salgo de Etxebarri atravieso el parque de Ollargan ganando altura hasta pasar por debajo del Malmasin, descendiendo de Buiagoiti por asfalto para cruzar un puente sobre la AP68 siguiendo las marcas de la GR228 primero por asfalto, luego por un sendero que enlaza con el camino que viene del barrio de Goriko (Arrigorriaga), bordeamos unos característicos cipreses Lawson y pasamos junto el desastre ecológico que están haciendo los de la cantera de Arrigorriaga.

Nada más enlazar con la pista que viene de la cantera (antes se podía transitar, a saber si nos quitarán más caminos) la GR228 gira a la derecha, pero yo tiro de frente por una traza de senda empinada que va ascendiendo entre prados, karst y tojo hasta dar a parar a la Campa de Txus, justo bajo el Pastorekorta.

Se enlaza con la pista que va al Sur de la cima del Pagasarri hasta el collado de Erdikolanda, siguiendo la pista que va por la ruta habitual del Ganekogorta desde Bilbao, pero justo en su base giro a la izquierda hacía, a unos 200m un poste indicador metálico indica el inicio de la senda de la fuente del Espino, siguiendo dirección "Llodio".

Es una senda estrecha que va bordeando el Biderdi primero y el Ganekogorta después por el Sur, se puede correr en casi su totalidad, prestando atención en los tramos rocosos, especialmente si están mojados. Repongo agua en la fuente del Espino y doy las últimas zancadas para alcanzar el cordal que viene del Goikogane y Kamaraka. En este momento es cuando giro brúscamente al Norte y se acaba el correr (al menos para los humanos) afrontando una senda quebrada y empinada que me lleva a un pequeño circo herboso al Sur de la cima, aprovecho para trotar un poco antes de la última rampa que me dejará en un collado a escasos metros de la centenaria cima.

Desde la cumbre un día normal hay unas vistas bestiales, desde El Abra al Norte, el macizo del Gorbea, el Eretza, Anboto,... Sierra Salvada,... eso sí mejor no olvidarse del chubasquero para abrigarnos ya que es un lugar donde sopla bien el aire.

Para descender lo haré por la ruta habitual que baja a Bilbao, una senda que alterna tramos de mayor pendiente con otros más planos me llevan a la cuesta de Anselmo, donde hay que "levantar el pié del acelerador" ya que hay tramos en roca donde podríamos darnos un culetazo. De nuevo me planto en Erdikolanda, pero en esta ocasión gano altura hasta el collado del Pagasarri.

Dejando el refugio del Pagasarri a mi derecha desciendo por la pista de grava hasta pasar la primera herradura, donde arranca la senda del "camino viejo", no sé porqué, pero aquí siempre me dejo llevar en el bosque buscando la traza que más me apetece en ese momento. Enlazo con la pista de Artabe, para bajar por la "cuesta del silencio" y pasar la barrera. Cruzo el área recreativa de Igertu para tomar la pista que va al Arnotegi.

Un par de repechos preceden a un empinado descenso que lleva a Buia, para atravesar los túneles bajo la AP68 y A8. Volviendo al parque de Ollargan para tras pasar por un camino accesible volver a enlazar con lo realizado hace unas horas llegando al punto de partida. Ha sido un buen tute para las piernas, aunque he llegado bastante entero.

Mapa


Perfil


Datos técnicos
Distancia: 28,5km
Desnivel: 1.400m (positivo) 1.400m (negativo)
Tiempo: 3:25 (con paradas)
Descargar el track: http://ibilbideak.euskadi.net/ibilbideak/view.do?id=27569

2 comentarios:

Fidel Sáez de Heredia dijo...

Aurrekoan 54km.orain 28 km
korrika egiten. Hurrengoan,auskalo, ideia bat emateagatik zenbat kilometroak dirá Igertutik Igertura (aipatu dezun área rekreativa horretatik baserrira)
Segi horrela, jotake

igertu dijo...

Aupa Fidel!!

Hurrengoa... eskiekin? jejeje

Baserria eta Aisialdi Gunearen artean Morga-ko Igertu auzoa dugu, jejeje azkenean hainbat toki daude toponimo horrekin ;P

Besarkada bat,